Es esencial dominar el arte de tratar personas, y tratar con personas exige tacto, flexibilidad, capacidad de escuchar y mucha inteligencia emocional