IncertidumbresAl momento de enfrentarse a la estrategia, es natural que al interior de las organizaciones surjan incertidumbres sobre su futuro. Es imposible predecir el resultado exacto que la estrategia tendrá en el desempeño de la compañía, pero esto no quiere decir que todo se ha de dejar al azar. Incluso si así ocurriese, te aseguro que podría quitarle el sueño al directivo más versado. Es factible tener una luz sobre el porvenir de la organización cerciorándose si la estrategia está teniendo en cuenta -y bajo control- al menos cinco aspectos que desde mi punto de vista, pueden marcar la diferencia entre su éxito o su fracaso.

Me atrevo a decir que, tener estos aspectos en cuenta no es suficiente; sino que además la totalidad de las personas dentro de la organización, debe ser consciente de cuán indispensables son para el desempeño de la estrategia y haber interiorizado la razón de dicha importancia. Compruebe si su organización las cumplen o no. Es de resaltar que, a pesar de que estas condiciones pueden parecer obvias, los procesos que subyacen tras de ellas pueden ser complejos y, sus implicaciones hacen la diferencia sobre la credibilidad o la desconfianza de la estrategia.

Bien, entonces:

  1. ¿Sabes quiénes los clientes principales y se cuenta con una propuesta clara a ofrecerles?.
  2. ¿Cuentas con un modelo de negocio dispuesto para cubrir las necesidades de los clientes principales?
  3. ¿Haces seguimiento a las variables cruciales de desempeño organizacional?
  4. ¿Existe compromiso y responsabilidad por parte de los empleados para ayudar a cumplir la estrategia?
  5. ¿En su organización, la estrategia es gestionada como un proceso continuo?

Date cuenta que los cinco aspectos están enmarcados en ambientes distintos; mientras el primero apunta hacia una conexión externa por tratarse de los clientes, las cuatro siguientes, aunque se encuadran en una realidad de orden interno, cada una mantiene un interés distinto. La segunda lleva un aspecto estructural, dos de ellas, la tercera y la quinta fomentan el desempeño y la gestión respectivamente. En cambio la cuarta, tiene un matiz que se enfoca hacia la cultura y las personas que componen la organización.

Cada uno de estos aspectos los analizaremos en los siguientes posts en el blog. Pero para que pueda comenzar a verificar si su compañía cumple con los cinco aspectos, te sugiero que utilices la evaluación anexa  y que te ayudará a diagnosticar la situación y de esta manera puedas dormir tranquilo, si es que tu estrategia va por buen camino.

firmajaime

autor

¿Comentarios? ¡Intercambiemos ideas!